Cuando descubres el mundo de el té y las infusiones, se abre un abanico de posibilidades para disfrutar. Un amplio y fascinante surtido de sabores y olores. Muchos de vosotros me decís que el cuerpo os pide una taza de té en algún momento del día. ¡Fantástico! Escucha a tu cuerpo y dale lo que te pida en cada momento. Porque tú cuerpo es inteligente y sabe lo que le sienta bien y  necesita.

Os quiero contar, que hace años me preguntaba por qué en cada momento del día me apetecía tomar una clase diferente de té. Me explico, por la mañana tengo unas ganas locas de desayunar un té negro, después de comer no perdono un té rojo o un chai y a media tarde me sienta genial el té verde o el blanco. Y como casi todo en esta vida tiene una explicación, que espero aclararos en este post.

Siempre respetando los gustos en cuestión de sabores y olores de cada uno, porque para gustos el té y su infinidad de ingredientes utilizados para sus mezclas.Té verde, té blanco, té negro, té rojo o pu erh, té oolong o azul, rooibos, tisanas y mezclas de hierbas son la base para cada momento del día. Con regaliz, frutos rojos, jengibre, cítricos, canela, chocolate, coco y todo lo que te puedas imaginar puede caber en una taza de té.

¿Os parece sí empezamos el día?

Este es el momento de preparar un té que nos aporte energía y nos ayude a despertar, el té negro como un Darjeeling o English Breakfast son dos clásicos que acompañan muy bien al resto de alimentos que forman parte de nuestro desayuno, como el pan tostado con aceite de oliva virgen extra o una mermelada artesana. El té negro contiene taninos y minerales, así como vitaminas, aceites esenciales y cafeína. Los taninos contenidos en el té tienen un efecto calmante en el estomago y la cafeína, a diferencia del café, es de liberación progresiva. En un té de la mañana no pueden faltar ingredientes picantes y estimulantes como el cardamomo o el jengibre.

Pero el día continua, ¿verdad?. Así que puedes darle a tu cuerpo un nuevo impulso. El día a día esta lleno de obligaciones, pero también de momentos para el ocio, la familia, el deporte… Hay muchos estimulantes con los que podemos conseguirlo, disfrutando al mismo tiempo. Una mezcla a base de té verde es muy adecuada aquí, con ingredientes ricos en energía como el mate, el guaraná, la moringa o el ginseng. Algunas frutas ricas en vitaminas como las bayas de goji, dátil o la naranja sirven como portador del efecto tonificante.

Seguro que has oído hablar del té Matcha, tan de moda. Entre sus infinitas propiedades tenemos el aporte de energía. Su forma en polvo le da al Matcha un sabor intenso, pero también fresco, lo que le hace único y especial. La manera de tomarlo es muy versátil: en infusión, con yogurt, zumo de naranja o batidos naturales entre otros. Sí no lo has probado ya, te animo a que lo hagas y disfrutes de esta maravilla.

Después de la comida es el momento de ayudar a nuestro cuerpo con las propiedades digestivas que nos ofrece el té rojo o pu erh, delicioso sabor en cualquiera de sus mezclas como el Pasión Turca, con manzana y canela. Ideal para quemar calorías y regular los niveles de azúcar en sangre, sienta realmente bien. El té Oolong también destaca por su gran poder digestivo, si además probamos un Oolong higo, veras como tus ansias de dulce después de la comida quedaran saciadas gracias a el higo y la uchuva.

Cuando el día llega a su fin necesitamos parar el ritmo para entrar en un estado de paz y tranquilidad que nos ayude a conciliar el sueño y así descansar para poder disfrutar de un nuevo día. Para este momento las mezclas de hierbas o rooibos son sin duda la mejor elección. Sabores y estados que nos hacen querer parar el tiempo. Los  Rooibos conocidos por su efecto calmante tienen infinidad de combinaciones para gusto de cualquier paladar, pero si hay una mezcla que querrás tomar cada noche, esa es el Dulce Sueños, el nombre te lo dice todo, pero también es un gran digestivo gracias a la menta, el hinojo y el anís. Entre las mezclas de hierbas es increíble la cantidad de componentes que podemos encontrar, mezclados en su justa medida como solo Alveus sabe. Melisa, caléndula, tulsi, valeriana, ajedrea son solo algunos lo de los ingredientes que tenemos en mezclas como el Melisa-limon y el Té de Hierbas de la tarde, con sabor a naranja- mandarina.

Ya veis que existe un té para todos los gustos. Como os decía nuestro cuerpo sabe lo que mejor le sienta en cada momento. Presta atención y cuídalo como se merece y sí lo cuidas por dentro se notara por fuera. Os deseo que disfrutéis de cada momento y sí es con una taza de té mejor, que mejor.